Judá durante el fin del siglo VIII y el principio del siglo VII a.C.

Judá durante el fin del siglo VIII y el principio del siglo VII a.C.

(Cuarta parte de estudio sobre la literatura profética en la Biblia) Senaquerib fue derrotando ciudades y pueblos de Judá, y de esa manera fue arrinconando a Jerusalén. Luego sitió a Jerusalén por largo tiempo, pero un milagro de Dios salvó a la ciudad elegida. Este evento generó una teología de esperanza basada en la presencia del Templo de Yavé y la ciudad de Yavé. El pueblo de Judá comenzó a colocar su esperanza en la realidad física de estos lugares, en vez de basarla en su relación de pacto con Yavé.