Entre la fe y la incredulidad

Entre la fe y la incredulidad

Los seres humanos, en nuestra aventura de fe vivimos momentos en los que nuestros pensamientos se oponen entre si, dando paso a lo que llamamos duda. La duda nos mantiene como un animal con dos cerebros, porque no es incredulidad pero tampoco es fe. Así pasamos largos y extensos períodos de la vida confundidos y desorientados en un estado de incertidumbre e inseguridad.