La fe: un arma poderosa

La fe: un arma poderosa

Lo que marca la diferencia en las crisis de la vida es la fe que tengamos en el Dios que controla el Universo. El ha prometido suplir todo lo que nos falte, conforme a sus riquezas en gloria. Él sabe lo que necesitamos y nunca se quedará con los brazos cruzados. Claro está, a nosotros nos toca creer a sus promesas.

La vida es solo un momento

La vida es solo un momento

Que nada de lo que crees que te pertenece te detenga. ¡Vive el ahora! ¡Vive tu vida! Y no te olvides de SER FELIZ, es lo único que realmente vale la pena. Las cosas materiales y todo lo demás por lo que luchaste. Se quedan aquí. ¡NO TE LLEVAS NADA! Valora a quienes te valoran, no pierdas el tiempo con alguien que no tiene tiempo para ti; haz la voluntad de Dios.

Dios nos alimenta de su amor, su paz y su justicia

Dios nos alimenta de su amor, su paz y su justicia

Cuantas veces nuestra vida no vaya acompañada por la práctica de la justicia, nos convertimos en blasfemos. Los hechos nos dan testimonio de que “La justicia y la paz se están besando». ¡Dios se renueva cada día y nos renueva por medio de la Fe, en Su Hijo, nuestro Señor. Él puso la conciencia de justicia a nuestra vida, ¡vivámosla!