¡Esto es la guerra!

¡Esto es la guerra!

Si bien sabemos que los corazones de nuestro esposo y nuestros hijos le pertenecen a Dios, muchas cosas pueden distraerlos de buscarle a él y encontrar en él refugio. Eso desea el enemigo. Distraer, minimizar, solapar. Amigas, ¡esto es la guerra!

La epidemia del “bullying”

La epidemia del “bullying”

Qué tristeza se siente cuando se ve a una persona sufrir por el trato cruel que recibe de otro ser humano. Escuchar que un niño se quita la vida por que es objeto de burlas nos aflige el corazón. Saber que alguien se enferma emocionalmente por el acoso de su vecino, o compañero de trabajo nos preocupa enormemente.
El evangelio no enseña que hemos sido creados para amar y no para odiar, para bendecir y no para maldecir, para edificar y no para destruir.