Jesucristo: ancla de mi fe
|

Jesucristo: ancla de mi fe

La fe en Jesucristo es la base esencial para el andamiaje de la vida que como un barco navega a puerto seguro con fortaleza y firmeza. Es por eso que podemos hablar de la vida en Cristo y caminar seguro, guiado por Su Palabra Viva, que llega a nuestro espíritu por medio del Espíritu Santo dejando ardiente nuestros corazones y así vivir la vida con fe y esperanza llegando a puerto seguro.

¡Cristo vive en mí!

¡Cristo vive en mí!

La piedra ha sido removida. ¡Cristo ha resucitado! Cristo nos invita a ir a Galilea. Ya Él se ha adelantado. Él es brújula en nuestro camino. El Amor es la fuerza, La energía, el combustible, la chispa de la vida. Hay que impregnarnos de la fuerza del Amor. Dios tiene la clave. Refléjate en Dios. Dios es amor. La fe nos lleva a dejar que Dios viva en nosotros. Somos nuevas criaturas en Cristo. Las cosas viejas pasaron. Él hace nuevas todas las cosas en ti cada día. Vivamos a Cristo en todo tiempo y que de tu interior salga siempre Su palabra amorosa.

¡Despierta al gigante que hay en ti!

¡Despierta al gigante que hay en ti!

Tú tienes un gigante en ti y es tu sentido de identidad en Cristo. Hay una pregunta impostergable que tienes que preguntarte para poder proyectarte en la vida. ¿Quién eres tú realmente? No hay vida libre y productiva sino no sabemos quiénes somos realmente, ni tampoco habrá sentido de dirección y propósito. De lo contrario la vida se hace vana, desabrida como nubes sin aguas que el viento le da y no sabe a dónde va.

Shalom: El Dios de la paz

Shalom: El Dios de la paz

Cuando Cristo está en mí el vivir una vida noble y fructífera y avanzar sincronizado con sus deseos, viviendo una vida valiosa y fructífera. Es adquirir serenidad donde la vida se convierte en una emocionante aventura de plenitud de gozo, libertad, amor y paz. Esto se hace posible en la medida que el Espíritu controle, maneje y dirija nuestras decisiones diarias en La Palabra de Dios.