¡Dios es bueno!

¡Dios es bueno!

Tenemos que comenzar a pensar bien de nosotros mismos, porque ese Dios maravilloso que no necesita de nada y nadie para ser feliz, ha establecido parte de Su felicidad en ese amor que nos tiene… Y suspira diciendo, «¡Si este pueblo me amara!»… Y el amor es una decisión del corazón, que puede amar, que desea amar, y que decide amar.

¿Cuál es la motivación que impulsa  tu vida?

¿Cuál es la motivación que impulsa tu vida?

Nuestra vida es motivada por lo que deseamos de ella. Hay quien desea fama, y lucha por alcanzarla y de acuerdo a su ambición así es el grado de riesgos que tomará la persona para alcanzar su propósito. Pero no importa cuál sea la motivación que impulse tu vida, una cosa es importante, que cada persona tiene que conocerse lo suficiente para descubrir esa motivación; y luego analizar su alrededor para estudiar cómo lograrla de manera satisfactoria y duradera.