Seguiré preguntándome

Seguiré preguntándome…

¿Por qué Dios nos permite pasar por determinadas experiencias, especialmente aquellas que tanto nos lastiman? ¿Por qué debemos siempre pasar por “el desierto” para poder dar frutos? ¿Cuántas verdades hay mucho más allá de las que conocemos? ¿O acaso mi verdad, aquella que he conocido desde niña es la única verdad?