Los textos bíblicos fuera de contexto

Compártelo:

Por Melvin Rivera Velázquez

Todos tenemos versículos o pasajes favoritos de la Biblia. Sabemos que para entender bien las Escrituras tenemos que entre otras cosas estudiar bien el contexto de cada pasaje, la cultura que rodeó la historia y lo que el autor del libro quiso comunicar. Sin embargo, muchos lectores de la Biblia sacan versículos bíblicos al azahar sin examinar el contexto creando así confusión.

Un sitio web de humor cristiano británico, shipoffools.com, le pidió a sus lectores identificar los versículos o pasajes bíblicos que crean confusión.

Simon Jenkins, editor del sitio, dijo que la idea detrás de la encuesta web era hacer que la gente pensara sobre los peligros de sacar textos bíblicos selectivamente fuera de su contexto.

Algunos lectores consideraron algunos versículos como muy difíciles de entender : «Ese día, mientras Josué mantuvo su lanza en dirección a la ciudad, los israelitas mataron a todos los habitantes de Ai, que eran unos doce mil entre hombres y mujeres.» (Josué 8.26)

Otros mencionaron el relato del libro de Jueces, donde Jefté un líder israelita, hace un voto a Dios:

«…en donde le prometió a Dios: «Si me das la victoria sobre los amonitas, yo te ofreceré como sacrificio a la primera persona de mi familia que salga a recibirme». Cuando Jefté regresó a su casa en Mispá, su única hija salió a recibirlo, bailando y tocando panderetas. Aparte de ella Jefté no tenía otros hijos, así que se llenó de tristeza al verla, y rompió sus ropas como señal de su desesperación. Le dijo:

—¡Ay, hija mía! ¡Qué tristeza me da verte! Y eres tú quien me causa este gran dolor, porque le hice una promesa a Dios y tengo que cumplírsela. » (Jueces 11.30-31, 34-35)

Uno de los versículos que siempre ha creado incomodidad es cuando  el Señor le pide a Abraham sacrificar a su hijo:
«Abraham, quiero que me ofrezcas como sacrificio a Isaac, tu único hijo, a quien tanto amas. Llévalo a la región de Moria, al cerro que te voy a enseñar»  (Génesis 22.2)

No faltó mención al texto sobre los esclavos: «A los esclavos les mando que obedezcan a sus amos y que los respeten. Pero no sólo a los que son buenos y comprensivos, sino también a los que son malos. » (1 Pedro 2.18)

También mencionaron el de las esposas.  «Las esposas deben sujetarse a sus esposos, así como lo hacen con Cristo. » (Efesios 5.22)

Esta es la lista de los cinco versículos o pasajes bíblicos que según los lectores de ese sitio de internet crean problemas si se estudian fuera de su contexto:

N º 1. El consejo de Pablo sobre si las mujeres se les permite enseñar a los hombres en la iglesia:

«Y no permito que las mujeres enseñen en las reuniones de la iglesia, ni que les den órdenes a los hombres. » (I Timoteo 2.12)

N º 2. En este pasaje, Samuel, uno de los primeros líderes de Israel, ordena el genocidio contra un pueblo vecino:

«Cuando los israelitas salieron de Egipto, los amalecitas los trataron muy mal. Por eso ahora voy a castigarlos. Anda, ataca a los amalecitas y destruye todo lo que tienen. Mata a hombres, mujeres y niños, y a sus toros, ovejas, camellos y burros. No le perdones la vida a nadie”. “(1 Samuel 15.3)

N º 3. Un mandato de Moisés:

«Todo el que practique la brujería será condenado a muerte..» (Éxodo 22.18)

N º 4. El final del Salmo 137, un salmo que se omite con frecuencia en las lecturas en las iglesias:

“¡Dios habrá de bendecir a los que agarren a tus hijos y los estrellen contra los muros!”  (Salmo 137.9)

N º 5. Otro fue el relato del libro de Jueces, donde un hombre israelita está atrapado en una casa de una multitud hostil y envía a su concubina para apaciguar a los mismos:

«Como los hombres seguían molestando, el hombre tomó a su mujer y la echó a la calle. Entonces ellos la violaron, y la siguieron maltratando toda la noche, hasta que amaneció.

Estaba amaneciendo cuando la mujer volvió a la casa del anciano, donde estaba su esposo; cayó de bruces delante de la puerta, y así se quedó hasta que se hizo de día. Cuando su esposo se levantó para continuar el viaje, al abrir la puerta encontró a su mujer tirada en el suelo y con las manos extendidas hacia la puerta. Le dijo: «¡Vamos, levántate! Tenemos que irnos». Pero ella no respondió. Entonces el hombre la puso sobre el burro y se fue a su casa.» (Jueces 19.25-28)

¿Qué piensa usted? ¿Qué es necesario para estudiar bien la Biblia?


Compártelo:
About Melvin Rivera Velázquez

Melvin Rivera Velázquez, es un líder y comunicador cristiano que dirige el departamento de publicaciones de las Sociedades Bíblicas Unidas a nivel mundial. Publica un Blog sobre liderazgo y Biblia.

Speak Your Mind

*