Pastor evangélico publica libro sobre el graffiti

Compártelo:

New York, USA, “Graffiti, invasión que no se detiene” es el título del libro del reverendo José Antonio Alcántara, que la Secretaría de la Cultura de República Dominicana ha puesto en circulación en Nueva York.

Este trabajo, de 88 páginas, fue presentado como tesis para su grado en Ciencias de la comunicación de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

El autor, que nació en Puerto Plata, República Dominicana, aborda en cortos capítulos sobre diversos hallazgos de graffiti a través de la historia, como los descubiertos en la ciudad de Pompeya.

“Cuando los arqueólogos desenterraron la ciudad de Pompeya del polvo y lava de 17 siglos de antigüedad, encontraron en las paredes obscenidades, insultos personales, protestas públicas y lemas electorales”, indica el autor en la introducción.

Señala además que el término graffiti surge del verbo italiano “Sgrafiare” que significa garabatear y fue adoptado por los arqueólogos para referirse a una escritura casual, dibujos rústicos y marcas en edificios, conocidas como inscripciones.

“El jesuita José L. Sáez, que fue mi consejero de tesis y mi profesor Leonel Fernández, ahora presidente de la república, me ayudaron a obtener datos sobre los orígenes del graffiti”, comentó a EFE Alcántara, que ahora es pastor de la Iglesia Oasis de Vida en Boston.

Alcántara dijo que su interés en el tema surgió tras una visita a Nueva York, donde encontró por todas partes este tipo de comunicación y cuando al caminar por el cementerio de la Avenida Máximo Gómez, (en la capital de República Dominicana) “noté que varias tumbas habían sido embadurnadas con pintura de atomizadores (spray), me detuve por un momento a leer un mensaje muy estilizado que decía: “Apocalipsis 666″ “Ramón Roto” “El loco Balaguer” entre otros símbolos “inidentificables”.

“Me llamó la atención cuando lo comencé a ver las paredes de los baños, en las universidades, trenes y calles. No me imaginaba que en una ciudad desarrollada estuviera así”, dijo.

“Pensé, como comunicador, que tenía que haber un mensaje y descubrí que sí lo hay”, indicó Alcántara, que como parte de su investigación, entrevistó a estudiantes y profesores de Harvard, Boston y la UASD, quienes no sabían mucho del tema.

También a jóvenes que lideraban grupos que de noche se dedicaban a hacer graffiti. “Uno de ellos me dijo que escribir un nombre en una pared es para delimitar el territorio, es un mensaje para otros grupos. Ahí empieza la comunicación”, comentó.

Señala además en su obra que para el 1972 Nueva York se había escandalizado con el “gran graffitismo” a manos de grupos pandilleros y para el 1985, se había esparcido por Latinoamérica, en calles, puentes y todo tipo de superficies.

“Las grandes urbes no están exentas de este ‘arte’, incluyendo a Francia, Alemania, Rusia, Reino Unido, Japón, China, Medio Oriente, EEUU, Sudamérica y el Caribe. Pocas son las naciones que no tengan la marca del graffiti en uno de sus monumentos”, indica además la obra.

Tras su investigación, Alcántara clasificó los graffiti en religiosos, por mensajes como “Cristo te ama”; los espontáneos, que son aquellos en los que famosos como cantantes, actores, o atletas escriben en paredes de lugares que visitan y los de contenido político y poéticos, con declaraciones de amor.

“El más que abunda es el ‘salvaje’ y que yo llamo flagelo porque daña las paredes. Por eso el libro se llama invasión que no se detiene”, comentó a EFE Alcántara, que a fines de este año publicará una segunda edición, con más datos del tema.

“Graffiti, invasión que no se detiene” incluye fotos de graffiti en República Dominicana, Panamá, Nueva York, Boston y California y en sus conclusiones, el autor señala que “es un medio de comunicación entre grupos políticos, religiosos, pandilleros y vándalos.

Sugiere además que sea incluido como un tema a ser estudiado en las ciencias de la comunicación, la sicología, y sociología por ser un medio de comunicación alternativo popular y de grupos, que se ha proliferado por muchos sectores de las capitales y zonas urbanas en muchos países.

Fuente: ¡Amén-Amén!

Compártelo:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>