Critican mezcla de religión y política en la campaña electoral

Compártelo:

SAN JUAN, (alc) – El candidato a gobernador de Puerto Rico por el Partido Nuevo Progresista (PNP), Pedro Rosselló, desmintíó haberse convertido al protestantismo, pero eso no impidió que el arzobispo católico de San Juan, Luis Aponte Martínez, lo denunciaba como un “apóstata declarado”.

Rosselló desmintió declaraciones de la reverenda Wanda Rolón, de la iglesia La Senda Antigua, de que él se hubiese “convertido al Señor” durante un culto en dicha iglesia, el año pasado. “Yo estuve allí, y participé de ese servicio. Se dijo que los que aceptaran a Cristo pasaran al frente. Yo acepto a Cristo. Eso fue lo que hubo. Yo acepto a Cristo, y aquí mismo lo vuelvo a reiterar; yo acepto a Cristo”, señaló Rosselló.

Rosselló, ex gobernador de la isla, afirmó que no pretende favorecer a una iglesia específica, sino que ha participado de los ritos de diferentes iglesias, de diferentes denominaciones, porque se trata de expresiones formales de la fe, en las que se siente en libertad de participar porque “la relación de cada uno de nosotros con Dios es muy personal.”.

“Yo soy un creyente en Cristo, sus enseñanzas y sus valores. Soy un cristiano”, reiteró Rosselló durante un almuerzo con los abogados miembros del “Federal Bar Association”. Negó que fuera a bautizarse según el rito evangélico. “Yo estoy bautizado como cristiano católico. Yo entiendo que yo me bautizo una vez. Ya yo me bauticé (según el rito católico), ya yo me confirmé”, recalcó a El Nuevo Día.

Sin embargo, las expresiones de Rosselló provocaron una severa crítica de parte del cardenal Aponte Martínez. “Una persona que dice que es católico y luego se va con el pastor (Rodolfo) Font, y ahora se va con ésta (la reverenda Rolón), mañana se irá con otro. Lo más que se puede decir es que está usando la religión oportunistamente”, dijo el cardenal en entrevista por radio NotiUno.

“Yo no digo que no se vote por él. Yo digo que un católico que vaya a votar, que sepa que si vota por él estará votando por un católico apóstata declarado”, añadió Aponte Martínez.

Por su parte, el arzobispo metropolitano de San Juan, Roberto González Nieves, lamentó las expresiones de Rosselló y las atribuyó a “una crisis de identidad”. “Si una persona desea perseverar en la fe católica y, por otro lado, considera que tiene razones para ‘protestar’ ante la institución, puede hacerlo, como hijo de la Iglesia, por medio de los foros adecuados dentro de la misma comunidad eclesial”, precisó monseñor González en un comunicado distribuido a la prensa.

La polémica ha originado opiniones encontradas entre la población. Según declaraciones recogidas por el diario “El Nuevo Día”, unos dijeron “últimamente los obispos y eso, se están metiendo mucho en la política y eso está mal. Mucha gente de la religión ya están dejando de creer en eso”. Otro opinó que los líderes religiosos no deben utilizar los púlpitos de sus iglesias en contra de determinados líderes políticos.

Una ciudadana de Caguas, Ivette Cestero, opinó que la búsqueda de apoyo de la reverenda Rolón, se trata de un acto de desperación por parte del ex gobernador. “Un líder que realmente está seguro de lo que tiene como político, no tiene que mezclar la religión en esto”, afirmó.

“Está en un momento de desesperación y definitivamente no tiene ni tan siquiera noción de lo que dice. Una persona que es católica no puede ser protestante porque el protestantismo es una abierta protesta de lo que es la religión católica”, agregó.

Otro ciudadano, Jaime Green, dijo que los católicos pueden tener relación con los protestantes o cristianos de otras denominaciones porque sus principios están claros. “Nadie nos lo van hacer cambiar. Puerto Rico necesita ahora gente que nos una, no que nos distancien”. “El uso que ha hecho (Rosselló) de distintas religiones es un oportunismo”, alegó Iraida Busquets, asistente a un mitin de otro candidato a la gobernación, Aníbal Acevedo Vilá.

Compártelo:

Speak Your Mind

*