Barbecho

Compártelo:

Proverbios 13: 23…dice:
En el barbecho de los pobres, hay mucho pan; mas se pierde por falta de juicio.

Dios me ha dado cuerpo y vida.; tierra y fuerza. Hay un lugar adonde El me planto y allí debo florecer….y hacer, ayudar a florecer a los que El me acerque. Me da el día como a todos, la noche para dormir. Consuelo en las aflicciones, siempre esta cuando a El clamo. Me da muchas razones para vivir; familia que me cobija, con su amor, con su alegría. Sus ángeles me rodean, El me mira desde el cielo.

¿Que mas le puedo pedir?

A veces vemos y nos preguntamos…porque mi tierra, que es, además de mi corazón, mi alma y mi cuerpo, todo lo que me rodea, el ambiente adonde vivo, esta tan seca y estéril. ¿Será que no me preocupa, la calidad de semilla, que en ella debo poner? ¿Será que me falta juicio, como dice la escritura? ¿Será que yo solo vivo, mirándome el ombligo? Dios no tiene preferidos, si pido sabiduría, el me la da. Tal vez es, que equivocada/o, me creo rica/o, en espíritu, y no busco mas de Dios.

En el Sermón del Monte, Jesús dijo que los pobres en espíritu serán oídos, consolados. Al decir pobres en espíritu, el Señor se refirió a aquellos hijos de El, que saben y reconocen que necesitan más de El…y reconociéndolo, lloran y claman en oración sincera para recibir instrucciones de El. Yo tengo una obligación, ante Dios y ante mi misma/o, .debo hacer rendir la tierra. Se me pedirá cuenta, tanto de la tierra que significa mi cuerpo, como del el lugar físico en donde El me permite vivir. Y la semilla que se me pidió plantar, es la Palabra de Dios, en los seres, que El me acerque, empezando por mi familia y siguiendo por amigos y gente en general.

¿Estoy cuidando debidamente de mi familia?

¿Están mis hijos recibiendo un buen ejemplo de mi?

¿Esta mi esposa/o sintiéndose amada/o, recibe el tiempo que debe de mi, le soy enteramente fiel…aun en pensamiento?

¿Soy un fiel proveedor, o en el caso de ser esposa, cuido los intereses familiares como Dios manda?

¿Estoy teniendo un buen testimonio cristiano, ante amigos, conocidos y gente en general?

¿Cumplo fielmente con mi trabajo?

¿Le doy a Dios los tiempos de oración en amor y sincera entrega?

¿Leo cada día su Palabra?

¿Pongo por obra, cada concepto, cada verdad allí aprendida?

¿Tengo un grupo de hermanos en la FE, con los que me reúno regularmente para crecer en Dios?

¿Estoy cuidando mi corazón para que no entren en el cosas impuras, cosas vanas?

Proverbios 4:23 dice:
“Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de el, mana la vida.”

Compártelo:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>